5/5 - (1 voto)
En este posteo vamos a estar hablando de una de las funciones vitales de todos los seres vivos, la respiración. Pero en este posteo te ofrecemos información de una forma de respiración particular, la que se hace a través de la piel. Aquí te explicamos como funciona la respiración cutanea, que animales la poseen y un listado de ellos para que puedas guiarte mejor.

¿Cómo funciona la respiración por la piel?

La respiración consiste en un proceso donde los seres vivos obtienen oxígeno y expulsan dióxido de carbono. Aunque en algunos animales este proceso de intercambio de gases es invertido como en las plantas.

Existen cuatro tipos de respiración, la branquial, la pulmonar, la traqueal y la cutánea. Esta última es propia de los anélidos, anfibios, equinodermos, y cnidarios. El intercambio gaseoso en estos animales se dan a través de la epidermis, en él se distinguen el tegumento de la estructura respiratoria y la piel que recubre el animal. En ellas hay células cúbicas del epíteto y células granulares.

La piel debe ser muy fina y estar bien húmeda internamente y solo es eficaz en medios acuáticos o muy húmedos, porque mantienen la parte externa de la piel húmeda.

La respiración cutánea se consigue a través de difundir oxígeno a través del tegumento hacia los vasos sanguíneos superficiales. Este oxígeno es llevado a todos los órganos del cuerpo, entrando en contacto con las células y atravesando la membrana celular, oxigenando a las células sin necesidad de un aparato respiratorio. Para eliminar los gases carbónicos se eliminan desde los vasos sanguíneos por medio de tegumento.

Tipos de animales que respiran por la piel

Como ya mencionamos, hay algunas especies donde la respiración cutánea es más característica. Como ya mencionamos, estos son los anélidos, los anfibios, los equinodermos, y los cnidarios. A continuación te explicamos de manera detallada en qué consisten cada uno de estos animales.

– Anélidos

Son invertebrados vermiformes, es decir, con forma de gusano. Tienen un cuerpo blando y alargado, sin extremidades y con anillos que rodean todo su cuerpo. Su tamaño puede variar desde un milímetro hasta más de un metro. Son protóstomos, es decir, son animales donde la boca adulta se forma a través del blastoporo embrionario. Tienen una simetría bilateral, es decir, la asimetría se distribuye de manera equilibrada en las partes del cuerpo duplicadas.

Pueden ser poliquetos marinos, que constituyen el grupo más grande y numeroso de anélidos, poseen cuerpos delgados y largos cubiertos de quetas. También hay hirudíneos, son especies terrestres y marinas aunque habitan mayormente en agua dulce. Son conocidos como sanguijuelas, son hermafroditas, no tienen quetas, pero si ventosas y se alimentan de vertebrados, son ectoparasitarios. Asimismo están los oligoquetos, los cuales absorben el oxigeno del agua si son acuáticos y del aire si son terrestres.

Sanguijuelas.

– Anfibios

Son vertebrados anamniotas, es decir, vertebrados cuyo embrión no se desarrolla dentro de una membrana. Son tetrápodos, es decir, tienen cuatro extremidades y son ectotérmicos, en otras palabras, regulan su temperatura corporal con la del ambiente. Lo característico de estos vertebrados, es que sufren una metamorfosis a lo largo de su vida, incluyendo la respiración. Combinan la respiración cutánea con la branquial cuando son larvas y pulmonar cuando son adultos.

Sapo.

– Equinodermos

Son animales marinos invertebrados. Tienen una simetría bilateral o pentarradial, es decir en cinco partes que rodean un centro. Tienen un dermatoesqueleto, es decir una estructura externa. O en una serie de placas que son osículos calcáreos, es decir, son gránulos con espinas en todo el cuerpo. De allí proviene su nombre que significa piel que se cubre con espinas. No tienen cabeza ni cerebro, sin embargo las células corporales les informan sobre lo que sucede a su alrededor.

Estrella de mar.

– Cnidarios

Son animales acuáticos, son los animales más simples que poseen células nerviosas y órganos de los sentidos. Son diblásticos, es decir, su blástula solo posee dos hojas embrionarias. Tienen simetría radial y su forma es de saco. Para defenderse tienen células urticantes llamadas cnidoblastos, en la boca y los tentáculos, en ellos hay una pequeña cavidad donde guardan los cnidocitos, que son cápsulas de veneno. Estas son liberadas cuando una presa es atacada a través de los filamentos, que la enganchan y liberan esa toxina.

Medusa.

Listado de animales que respiran por la piel

En este apartado te dejamos múltiples ejemplos de animales que poseen respiración cutánea, junto con una breve descripción de los mismos.

Lombrices de tierra:

El oxígeno se diluye en la mucosidad, luego se esparce a través del tegumento, donde es captado por los capilares (vasos sanguíneos delgados) y llevados hasta las células. El dióxido de carbono también se expulsa a través de los capilares.

Medusas:

Son animales marinos, de cuerpo gelatinoso. Al no poseer un sistema respiratorio el oxígeno hace un recorrido más directo a las células, oxigenándolas.

Anémonas:

Son animales marinos que se adhieren a diferentes elementos. Utiliza la respiración cutanea para sobrevivir. 

Sapos:

Son anfibios, robustos, se desplazan caminando y poseen toxinas en su cuerpo que les permiten defenderse de los depredadores. Combinan respiración cutánea, pulmonar y branquial.

Ranas:

Son más livianas y menos robustas que los sapos, son más ágiles y delgadas. Se desplazan saltando. Combinan respiración cutánea, pulmonar y branquial.

Estrella de mar:

Tienen entre 5 y 50 brazos, organizados alrededor de su centro.

Molusco:

En algunos ejemplares existe tanto una respiración branquial como cutánea. Aunque a veces la respiración solo se hace de la segunda forma.

Erizo de mar:

Posee placas calcáreas, las cuales tienen puntas que les permiten moverse. La mayoría tiene respiración branquial aunque algunas de las especies poseen respiración cutánea.

Sanguijuela:

Es un gusano de agua dulce, que se alimenta de mamíferos. Estos animales no contienen un aparato respiratorio diferenciado, por lo que utilizan su cutícula para poder realizar el intercambio de gases de oxígeno y dióxido de carbono.

Pepino de mar:

Es un equinodermo de mar, alargado y de cuerpo blando Su tamaño varía considerablemente de milímetros a metros.

Lirio de mar:

Equinodermos. Tienen un aspecto ramificado, por lo que también son llamados como estrellas con plumas.

Ofiura:

Son similares a las estrellas de mar. Tienen una simetría pentarradial que tienen un centro en común.

Ajolote:

Es un anfibio que tiene una piel suave y siempre húmeda. Este animal tiene la capacidad de respirar por las cuatros vías, por la boca, los pulmones, las branquias y la piel.

Tritón:

Son anfibios que viven en estanques de agua poco profundos, como lagunas, pantanos y arroyos. Al nacer tiene una respiración branquial, cuando crece es pulmonar, pero mayormente es cutánea.

Salamandras:

Son animales anfibios, hay múltiples especies de salamandras que respiran por la piel, ya que no cuentan con pulmones ni con branquias. Para ello es necesario que su piel siempre se encuentre húmeda.

Cecilias:

Son anfibios de gran tamaño, que parecen gusanos. Viven en lugares tropicales, y mantienen un estilo de vida subterráneo. Tienen unos pulmones rudimentarios aunque su respiración es cutánea. 

Algunos reptiles que utilizan las respiración cutánea como vía alternativa, o sólo bajo ciertas condiciones son: la serpiente marina, la tortuga japonesa, el lagarto verde y la tortuga almizclera. Asimismo, hay un mamífero que utiliza la respiración cutánea como forma complementaria, es el murciélago pardo. Todas estas especies, necesitan de otra forma de respirar, no pueden sobrevivir sólo con la respiración cutánea.