El sistema linfático es una red de tejidos y órganos que ayudan al cuerpo a eliminar toxinas, desechos y otros materiales no deseados. La función principal del sistema linfático es transportar por todo el cuerpo la linfa que es un líquido que contiene glóbulos blancos que combaten las infecciones. El sistema linfático consta principalmente de vasos linfáticos, que son similares a las venas y capilares del sistema circulatorio. Los vasos están conectados a los ganglios linfáticos, donde se filtra la linfa. Las amígdalas, las adenoides, el bazo y el timo forman parte del sistema linfático. En esta oportunidad te traemos información sobre el sistema linfático para que puedas aprender un poco mas sobre el cuerpo humano y para que puedas saber que función cumple este sistema.

¿Cuáles son las partes del sistema Linfático?

Su sistema linfático tiene muchas funciones que incluyen proteger su cuerpo de los invasores que causan enfermedades, mantener los niveles de líquidos corporales, absorber las grasas del tracto digestivo y eliminar los desechos celulares. Los bloqueos, enfermedades o infecciones pueden afectar la función de su sistema linfático. El sistema linfático esta formado por los vasos linfáticos, líquido linfático y ganglios linfáticos.

Linfa

La linfa, también llamada líquido linfático, es una acumulación de líquido extra que drena de las células y tejidos (que no se reabsorbe en los capilares) más otras sustancias. Las otras sustancias incluyen proteínas, minerales, grasas, nutrientes, células dañadas, células cancerosas e invasores extraños (bacterias, virus, etc.). La linfa también transporta glóbulos blancos (linfocitos) que combaten las infecciones.

Este es un líquido incoloro que se produce en el cuerpo. Rodea todos los tejidos corporales. El líquido extra del tejido del cuerpo se drena y fluye a través de los vasos linfáticos pequeños. Este líquido se filtra a través de los ganglios linfáticos y vuelve al torrente sanguíneo.

Ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos son glándulas con forma de frijol que controlan y limpian la linfa a medida que se filtra a través de ellos. Los ganglios filtran las células dañadas y las células cancerosas. Estos ganglios linfáticos también producen y almacenan linfocitos y otras células del sistema inmunológico que atacan y destruyen las bacterias y otras sustancias nocivas en el líquido. Tiene alrededor de 600 ganglios linfáticos diseminados por todo su cuerpo. Algunos existen como un solo nodo; otros son grupos estrechamente conectados llamados cadenas. Algunas de las ubicaciones más familiares de los ganglios linfáticos se encuentran en la axila, la ingle y el cuello. Los ganglios linfáticos están conectados a otros por los vasos linfáticos.

Vasos linfáticos

Los vasos linfáticos son la red de capilares (microvasos) y una gran red de tubos ubicados en todo el cuerpo que transportan la linfa fuera de los tejidos. Los vasos linfáticos acumulan y filtran la linfa (en los ganglios) a medida que continúa moviéndose hacia vasos más grandes llamados conductos colectores. Estos vasos funcionan de manera muy similar a como lo hacen sus venas: funcionan a muy baja presión, tienen una serie de válvulas para mantener el fluido moviéndose en una dirección.

Los vasos linfáticos son una red de tubos. Estos tubos se conectan a grupos de ganglios linfáticos en todo el cuerpo. Algunos vasos están justo debajo de la piel. Esto significa que romper la piel puede dañarlos fácilmente. El líquido linfático viaja a través de los vasos linfáticos y drena hacia el torrente sanguíneo.

Conductos colectores

Los vasos linfáticos vacían la linfa en el conducto linfático derecho y el conducto linfático izquierdo (también llamado conducto torácico). Estos conductos se conectan a la vena subclavia, que devuelve la linfa al torrente sanguíneo. La vena subclavia corre por debajo de la clavícula. El retorno de la linfa al torrente sanguíneo ayuda a mantener la presión y el volumen sanguíneo normales. También previene la acumulación excesiva de líquido alrededor de los tejidos (llamado edema). 

El sistema linfático recoge el exceso de líquido que se drena de las células y los tejidos de todo el cuerpo y lo devuelve al torrente sanguíneo, que luego se recircula a través del cuerpo.

Bazo: este órgano linfático más grande se encuentra en el lado izquierdo debajo de las costillas y por encima del estómago. El bazo filtra y almacena sangre y produce glóbulos blancos que combaten infecciones o enfermedades.

Timo: este órgano se encuentra en la parte superior del pecho debajo del esternón. Madura un tipo específico de glóbulo blanco que combate los organismos extraños.

Amígdalas y adenoides: estos órganos linfoides atrapan patógenos de los alimentos que ingiere y del aire que respira. Son la primera línea de defensa de su cuerpo contra invasores extranjeros.

Médula ósea: es el tejido blando y esponjoso que se encuentra en el centro de ciertos huesos, como el hueso de la cadera y el esternón. Los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas se producen en la médula ósea.

Placas de Peyer: son pequeñas masas de tejido linfático en la membrana mucosa que recubre el intestino delgado. Estas células linfoides controlan y destruyen las bacterias en los intestinos.

Apéndice: su apéndice contiene tejido linfoide que puede destruir las bacterias antes de que rompa la pared intestinal durante la absorción. Los científicos también creen que el apéndice desempeña un papel en el alojamiento de las “bacterias buenas” y en la repoblación de nuestro intestino con bacterias buenas después de que la infección ha desaparecido.

¿Cuál es la función del sistema Linfático?

El sistema linfático ayuda a protegernos de infecciones y enfermedades. Es parte del sistema inmunológico del cuerpo. El líquido linfático pasa a través de los ganglios linfáticos. Una red de vasos linfáticos conecta los ganglios linfáticos entre sí. Tiene nodos en todo su cuerpo. El sistema linfático hace diferentes cosas, por un lado actúa como un sistema de drenaje unidireccional. Esto significa que mueve el líquido de los tejidos corporales a la circulación sanguínea. Por otro lado, contiene glóbulos blancos llamados linfocitos, que combaten las infecciones elimina los desechos que producen las células.

El líquido linfático normalmente fluye a través de una red de vasos linfáticos. Estos vasos linfáticos se conectan a un grupo de ganglios linfáticos. Los nodos actúan como filtro y atrapan o destruyen todo lo dañino que el cuerpo no necesita. Dentro de los ganglios linfáticos hay glóbulos blancos, también llamados linfocitos. Estos glóbulos blancos atacan y descomponen bacterias, virus, células dañadas o células cancerosas.

El líquido linfático transporta los productos de desecho y las bacterias destruidas al torrente sanguíneo. Luego, el hígado o los riñones los eliminan de la sangre. El cuerpo los expulsa con otros desechos corporales, a través de las deposiciones u orina. Los ganglios linfáticos a veces atrapan bacterias o virus que no pueden destruir de inmediato. Por ejemplo, pueden hacer esto cuando tiene una infección. Cuando los ganglios linfáticos luchan contra la infección, a menudo se hinchan y duelen al tacto.

¿Cuáles son las enfermedades del sistema Linfático?

Muchas afecciones pueden afectar los vasos, las glándulas y los órganos que forman el sistema linfático. Algunos ocurren durante el desarrollo antes del nacimiento o durante la niñez. Otros se desarrollan como resultado de una enfermedad o lesión. Algunas enfermedades y trastornos comunes y menos comunes del sistema linfático incluyen los siguientes:

Ganglios linfáticos agrandados (linfadenopatía): los ganglios linfáticos agrandados son causados ​​por una infección, inflamación o cáncer. Las infecciones comunes que pueden causar agrandamiento de los ganglios linfáticos incluyen faringitis estreptocócica, mononucleosis, infección por VIH y heridas cutáneas infectadas. La linfadenitis se refiere a la linfadenopatía causada por una infección o afección inflamatoria.

Hinchazón o acumulación de líquido (linfedema): el linfedema puede resultar de un bloqueo en el sistema linfático causado por tejido cicatricial de los vasos o ganglios linfáticos dañados. El linfedema también se observa a menudo cuando se extirpan los ganglios linfáticos en personas que se han sometido a cirugía o radiación para extirpar un cáncer. La acumulación de líquido linfático se observa con mayor frecuencia en los brazos y las piernas. El linfedema puede ser muy leve o bastante doloroso, desfigurante e incapacitante. Las personas con linfedema corren el riesgo de sufrir infecciones cutáneas profundas graves y potencialmente mortales.

Cánceres del sistema linfático: el linfoma es un cáncer de los ganglios linfáticos y se produce cuando los linfocitos crecen y se multiplican de forma incontrolable. Hay varios tipos diferentes de linfoma, incluido el linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin. Los tumores cancerosos también pueden bloquear los conductos linfáticos o estar cerca de los ganglios linfáticos e interferir con el flujo de la linfa a través del ganglio.

Imagenes, cuadros sinópticos y comparativos del sistema Linfático

Aquí te dejamos imagenes, cuadros sinópticos y cuadros comparativos que te servirán para complementar toda la información que te dimos anteriormente. Así que te aconsejamos que sigas disfrutando de estas imagenes y que puedas aprovecharlas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espero que te haya gustado toda la información sobre el sistema Linfático que te regalamos aquí…