Califica este post

Si estás en el colegio y te están enseñando las fracciones y quieres alcanzar mayor entendimiento sobre este tema, estás en el posteo ideal. A continuación, hallarás toda la información que necesitas para aprender sobre las fracciones propias e impropias, además te brindaremos ejemplos y ejercicios para representar todo el conocimiento adquirido.

¿Qué es una fracción?

Una fracción es el número de las partes que tomamos de una pieza que se divide en partes iguales. Las fracciones se componen de un numerador que se ubica en la parte superior, este comprende las partes que tomamos, una línea que divide ambos números y debajo de esta se coloca el denominador, que expresa la cantidad total de partes en el que se ha divido tal pieza.

Entonces, si decimos que una fracción es un número que obtenemos al dividir una unidad en partes iguales, podemos decir que, por ejemplo, si yo tengo la octava parte de una torta, estamos diciendo que dividimos esa unidad (torta) en ocho partes iguales y tomamos tres de ellas, entonces nuestra fracción sería 3/8.

Fracciones propias

Se clasifican como fracciones propias aquellas que poseen un numerador menor que el denominador. Si recordamos lo dicho recientemente, el numerador es el que está en la parte superior y el denominador en la parte inferior, de modo que el numero que está sobre la línea divisora debe ser el numero que se encuentra por debajo de la misma.

Por ejemplo, podemos hablar de una fracción propia cuando dividimos una pizza (unidad) en partes iguales, en este caso la dividimos en cuatro, y solo tomamos una porción de ella, por lo tanto, nuestra fracción sería 1/4.

Algunos ejemplos de fracciones propias son:

1/3

2/8

6/9

12/34

45/89

17/56

78/145

Fracciones impropias

Por el contrario, las fracciones impropias son aquellas que el número que está ubicado por encima de la barra divisora es más pequeño que el número que se encuentra por debajo de esta. Es decir, las fracciones impropias tienen un numerador mayor que el denominador.

Por ejemplo, podemos hablar de fracciones impropias cuando dividimos chocolates (unidad) en tres partes iguales y el sujeto toma diez trozos de chocolate, por lo tanto, el sujeto supera la unidad y la fracción quedará en 10/3.

Algunos ejemplos de fracciones propias son:

8/2

4/1

9/6

12/9

78/61

43/12

91/54

Ejercicios con fracciones propias

Para poder plasmar la información adquirida a lo largo del posteo, te dejaremos ejercicios con fracciones propias para que puedas resolver tú solo.

Ejercicio número 1

Representa en un gráfico cada fracción expuesta a continuación.

  • 2/8
  • 1/6
  • 4/9
  • 12/20
  • 10/13

Ejercicio número 2

Indica la fracción que corresponde a cada gráfico.

Ejercicio número 3

Colorea el gráfico según lo que establezca cada fracción.

En el inciso a deberás colorear la fracción 1/2.

En el inciso b deberás colorear la fracción 2/3.

En el inciso c deberás colorear la fracción 5/8.

En el inciso d deberás colorear la fracción 3/4

Ejercicios con fracciones impropias

Para practicar y aplicar la teoría expuesta anteriormente, te brindamos distintos ejercicios con fracciones impropias. Anímate y soluciona cada uno de ellos.

Ejercicio número 1

Representa en un gráfico cada fracción expuesta a continuación.

  • 6/2
  • 9/7
  • 5/2
  • 16/4
  • 20/10

Ejercicio número 2

Indica la fracción que corresponde a cada gráfico.

Ejercicio número 3

Colorea el gráfico según lo que establezca cada fracción.

En el inciso a deberás colorear la fracción 6/2.

En el inciso a deberás colorear la fracción 4/3.

En el inciso a deberás colorear la fracción 20/8.

En el inciso a deberás colorear la fracción 7/4.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y deseamos que puedas incorporar toda la información brindada. Si quieres realizar una sugerencia, despejar una duda o realizar una consulta déjanos tu comentario.